Yo soy un Cristico, y usted? - NETLOGO.BIZ

Yo soy un Cristico, y usted?

Soy un cristiano, seguidor de Jesús el Cristo. No soy un religioso ni me considero tal cosa, para mi, Dios NO ES una cuestión de religión, sino de relación, y de conocimiento. Si usted no conoce a Dios o no cree en Dios, debe saber que eso a mi me tiene sin cuidado. Yo, no induzco a las personas a creer en lo que yo creo, ni a saber lo que yo ya se, por las siguientes razones:

He llegado a la conclusión de que, “creer” en Dios es para “ignorantes”, pues solo pueden “creer” aquellos que aún no han conocido a Dios. Y el que no cree en Dios, hace bien, por que Dios no es una cuestión de creencias, sino una cuestión del conocimiento.

Hay que perseguir el conocimiento y no las creencias. La promesa del creador a la humanidad es muy bien conocida por todos: “Aquel que lo busca, con todo su corazón, y con toda su capacidad intelectual (su mente), y con todas sus fuerzas y anhelos, lo encontrara“, y realmente lo encontrara!

Claro que por todas partes hay mucha gente ignorante que se jacta de saber que Dios no existe, cuando nisiquiera lo han buscado. Y peor aún, no saben ni donde buscarlo. Mi ideología política es esta: No son los actos del hombre los que atraen mi atención, sino, los actos de Dios para atraer al hombre!

Mis dos citas favoritas:

  • Juan 6:44 “Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y yo le resucitaré en el día postrero.”

    Esta afirmación que hace Jesús es muy interesante por que quiza nos aclara a todos el por que de tantos erejes y demonios en el mundo que niegan al creador de todo lo que existe como si negaran el propio oxigeno que respiran. Y si les preguntamos las razones que tienen para afirmar que Dios no existe, cada uno sale con una idiotez mas grande que otros lo cual hace imposible discutir. Ellos esperan que sea otro el que les traiga a Dios, y que se lo pongan en su mesa, para que ellos mismos lo puedan ver. Pero como ya vemos de esta afirmación de Jesús, si ellos no creen en Dios, es por que de seguro Dios tampoco cree en ellos.

  • Juan 6:53 Jesús les dijo: “De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero. Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida.”

    He aquí la insistencia para aquellos que si fueron llamados por Dios. Todos los que han sido tocados por Dios deben tomar esta misión muy seriamente. El conocimiento no es una pastilla que te tomas y ya lo sabes todo. Tienes que buscar las revelaciones a travez de comer tu mismo el pan que te da vida. Sin este requisito todo esta perdido. Cuando fuiste un bebe necesitaste de alguien que te de los primeros biberones y te cuide para que no mueras de hambre. Pero llegas a una edad que debes aprender a cuidar de ti mismo y buscar el alimento por ti mismo. De alli que Jesús se refiere a los cristianos maduros cuando dice: “Si no coméis la carne del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en vosotros.“.

Mi observación personal y reflexión sobre estas citas es la siguiente:

Nadie viene a Jesús si no es traído por el Padre, así que si Jesús no te llama la atención, no te preocupes, tu tampoco le llamas la atención a Dios, y nadie viene al Padre si no es traído por el mismo Jesús pues bien lo dice el mismo: Jesús es el Camino, la Verdad, y la Vida. Los hijos de Dios escuchan y entienden la voz del llamado del Padre, mas los hijos de Satanás no hacen caso a su llamado. Así dice Jehová, el Dios de los Ejércitos. Si tú haz sentido el llamado del Padre solo sigue a Jesús y confía plenamente en su poder.

 

En las cosas de Dios, yo mismo fuí un créelo todo, no tome la responsabilidad de investigar, de aprender por mi mismo, de auto-educarme, una gran parte de mi vida no asumí la responsabilidad ni el deber de leer y aprender por mi mismo; sino que, siempre creí todo lo que otros me decían.

Cuando sentí y respondí al llamado de Dios es cuando tome a Dios más en serio, fue entonces cuando empecé a aprender por mi mismo las cosas de Dios, a leer la Biblia y responsabilizarme de todo lo que leo y aprendo, fue entonces cuando empecé a leer todo libro posible respecto a Dios y a su palabra, a sus mandatos, y sus condiciones.

Algunas personas me preguntan y bueno, como se siente a Dios para que puedas responder a su llamado. Por mi propia experiencia podria decir que este suceso no es el mismo en ningún caso, pero los síntomas si lo son. Por ejemplo, cuando dos personas adquirieron la gripa, cada uno pudo adquirirla en lugares distintos haciendo cosas distintas, pero el resultado es exactamente el mismo.

Con los años fuí diagnosticado de diabétis, y me sorprendi al notar que el llamado de Dios es muy parecido a la diabétis. nadie sabe cuando o donde la obtuvimos, pero los resultados son muy parecidos.

El diabético tiene una sed de agua constante y el que esta siendo llamado por Dios tiene una sed sobrenatural de Dios. Igual que el diabético no tiene control sobre la sed que siente, el que esta siendo llamado por Dios tampoco.

La diabétis trae cosigo una alteración total de las necesidades físicas y su comportamiento para atender insesantemente esas necesidades son obligartorias y aunque quiera no las puede eludir. Lo mismo les pasa a las personas que son llamadas por Dios. Estas sienten una sed del conocimiento como nunca antes lo habian experimentado. Algo altero su jucio, su razonamiento, vivieron una experiencia que la lógica no la puede explicar pero si saben de lo que estan padeciendo: sufren de una sed incontenible por saber mas de su creador.

Finalmente entendí comprendí el significado de “la palabra hecha carne”, en otras biblias dice: “el verbo hecho carne” y es así como conocí al Jesús de Nazaret, al Galileo que cambió la historia del mundo, comprendí que hay más de un solo punto de vista que no es solo el mío, descubrí las diferencias entre el punto de vista divino y el punto de vista humano.

Con este aprendizaje también se desataron otros misterios que antes fueron totalmente desconocidos para mí. Es como volver a aprender a vivir, volver a aprender como actuar en la vida, volver a nacer, no en un sentido biológico o de la carne, sino del saber, del conocimiento, en la Biblia se conoce como el nacimiento en el Espíritu por que justamente es el Espíritu de Dios que reside en ti quien te lleva a ese conocimiento.

Antes no entendía bien esto, o no estaba muy seguro de que mismo era el Espíritu de Dios en mi, es así como tuve que estudiar mas y mas hasta comprender esto con exactitud, hasta estar seguro de que estas cosas del Espíritu y el Espíritu en si mismo ya no sean una cuestión de creencias sino del conocimiento. Les diré algo que si se ahora: para saber estas cosas, deben despojarse de su propia arrogancia, y de su propia estupidez, de sus creencias injustificadas, sino, no podrán llegar a saber nada de El.

Después te enfrentas a la realidad inmisericorde en que se sume a toda la humanidad desde el momento mismo en que se nace hasta el día en que te mueres. Esta razón por si sola debería ser suficiente causa para llamar a todo el mundo a “despertar”, a buscar el conocimiento de Dios para salir de esa burbuja de mentiras en la que nacemos, crecemos, amamos, y morimos. Este mundo como lo conocemos esta bajo en dominio de Satanás.

También descubrí que las fuerzas de la ignorancia de las cuales yo mismo fui su prisionero son tan poderosas y tan inmisericordes que ahora esas mismas fueras que un día fueron mías, ahora están todas en mi contra. Están en contra de todos los que lograron el saber.

Poco a poco fui llegando por segunda ocasión a los puntos “claves” de decisión. A esos momentos en que gracias a ese nuevo aprendizaje de la mente de cristo te expones por segunda ocasión a tomar nuevas decisiones sobre la verdad o la mentira, sobre el bien o el mal, sobre cristianismo o catolicismo, sobre el perdón o el odio, sobre Dios o el demonio.

A partir de entonces nada ha sido fácil. Todo era más fácil cuando vivía sumido en la mentira, cuando vivía bajo el dominio de Satanás. Ahora todo es más difícil por que tengo que elegir basándome en el nuevo conocimiento que he adquirido. No es fácil por que tengo seres queridos aún en el otro mundo, tengo amigos entrañables que aún no conocen la verdad entregada por Dios a los hombres.

Ahora mis metas han cambiado, mis órdenes son más claras, he de aprender los métodos, y las maneras en que otros puedan también aprender de Dios. No es mi trabajo enseñarles nada sino solamente señalarles el camino. Y ese camino es el mismo Jesús, el Cristo. Aprendiendo de él, aprendes de Dios mismo.

Parece algo increíble pero aún no he conocido a alguien que, habiendo aprendido de Dios se haya echado atrás. Las verdades que aprendes de Dios son demasiado sólidas y contundentes como para abandonar el camino en cualquier tiempo o lugar.

Como en toda escuela, el nuevo aprendiz requiere justamente de lo que Dios dijo en su primer mandamiento: Amarás a Dios con todo tu corazón, con toda tu mente, y con todas tus fuerzas. He allí como él supo perfectamente desde el inicio cual era el ingrediente principal para llegar a él. Y empezó su enseñanza con el relato perfecto.

Este primer mandamiento es de por si, la sola garantía de que, aquel que lo busca,… sin duda lo encuentra. Esa es su promesa.

También aprendí que: “buscar a Dios”, no es lo mismo a que, que me lo traiga un cura. Ni tampoco significa que, alguien más debe buscarlo por mí y traérmelo a mí. Entre Dios y los hombres, no hay otro intermediario que el mismo Jesús (Yehoshua), el de Nazaret. El Galileo que resucitó al tercer día. El único que tiene las llaves de la vida y de la muerte.

Ahora, ya han pasado muchos años desde aquel día que empecé esta jornada. Mis asombros son innumerables, mi aprendizaje es extenso. Mi testimonio lo llevo conmigo a todas partes. Mi bandera esta en alto.

Soy un Crístico! Creo en el Padre, creo en el Hijo, y creo en el Espíritu de Dios!

 

Admin

Administrador

No olviden actualizar sus perfiles para que otros puedan saber un poco mas sobre ustedes.

You May Also Like

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas