Y a quien hechamos la culpa de que exista tanta miseria humana, ¿a Dios o a los hombres?

Y a quien hechamos la culpa de que exista tanta miseria humana, ¿a Dios o a los hombres?

Peter Jaramillo: Joaquin, y a quien hechamos la culpa de que exista tanta miseria humana, a Dios o a los hombres?

Joaquin Moscoso: La solución para la pregunta puede tener varios matices: culpar a una imperfecta creación, culpar al mal uso de la libertad de comportamiento, culpar a la inseguridad con respecto al futuro (lo que hace que acumulemos recursos por prevención), culpar a los instintos, culpar a todo, esto con respecto a la miseria economica. Con respecto a la miseria moral para mi ver y entender hay una sola respuesta: la deformidad cultural iniciada con la apreciación economica de los valores humanos, la miseria fisica.

Peter Jaramillo: No podriamos entender el calor si no hay frio, ni entenderiamos lo que es hermoso si no identificamos lo feo, y no habría tanta miseria si no existieran tantos acaparadores (ricos), por que el lado opuesto de la miseria es justamente la comodidad y la riqueza. Pero, ¿cuanta riqueza puede embutirse un ser humano durante su existencia? cuando sabemos que, para sobrevivir, en realidad no se necesita mucho, y se puede vivir muy confortablemente. Acá conozco a un Indú que tiene más de 15,000 viviendas, como lo lee, bueno, colecta más de 15 millones de dolares cada mes en arriendos, sus ingresos netos cada año sobrepasa los 100 millones de dolares, ahora, solo debemos pensar ¿como se embute este señor tanto dinero? Y digo embutir por que es obvio que aunque quiera gastar tanto dinero cada mes, simplemente es imposible, de hecho, es tan avaro que en su casa no le ofrecen ni un solo vaso de agua. Es mas, tiene en su oficina maquinas para que la gente compre coca-colas. Y cuando él se muera, todo pasará a su hijo y esposa que tampoco podran embutirse nada de lo que producen. ¿Es esta una distribucion inteligente de la riqueza en el mundo? Yo creo que toda la humanidad, excepto este indu y su familia por supuesto, dirian, pues no, no es una distribución inteligente de los bienes de la humanidad. Deben existir límites. Así como hay límites en todas las leyes de Dios, o llámele leyes de la naturaleza. No podemos confiar una justicia social en personas que estan enfermas de la avaricia. Como no podemos confiar un bus de pasajeros en las manos de un borracho.

Joaquin Moscoso: Cada acaparador no es más que un temeroso ser, quién por su miedo se sumerge en lo más tenebroso de la existencia humana, negandose una vida plena, al mismo tiempo genera pobreza en quienes fueron despojados de lo correspondiente por su trabajo y derecho. Seria imposible el acaparamiento en un mundo más justo, justo en el sentido de “a cada quién por su nececidad y de cada quién por su posibilidad”, puesto que, ningún ser tiene las mismas cualidades y caracteristicas (la edad mental).

 

Administrador

No olviden actualizar sus perfiles para que otros puedan saber un poco mas sobre ustedes.

You May Also Like

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas