Un nuevo Ecuador

Un Nuevo Ecuador

Plan para mejorar la economía ecuatoriana y la oportunidad de dominar los mercados internacionales.

Introducción

No se puede llamar “competitivo” a ningún país que protegiendo el monopolismo hereditario, sumerge a todo un pueblo en el caos y la pobreza.

  • Este es un Plan para un Ecuador más digno.
  • Este es un Plan para un Ecuador más competitivo.

EE.UU. y los países desarrollados respetan profundamente la información, sea cual fuere ésta, y con ello, todos los métodos y procesos necesarios para hacerla más útil. El tiempo de acceso y procesamiento de la información, al igual que el costo de la maquinaria correspondiente, están siendo constantemente revisados para reducirlos al máximo.

La competencia y la libertad de competir son un bien digno de protección por parte del legislador, pues por ellos se justifica la propia economía de mercado. La libre competencia es el pilar del mundo en el que vivimos. No competir significa de antemano, … “perder”. Al igual que “competir en desventaja” es competir en vano. Hay que competir para ganar. Competir para ser el primero. Competir para ser el mejor. Este es pues, el nuevo y renaciente espíritu ecuatoriano.

Este es el llamado final a la conciencia de cada individuo de éste país. Este proyecto es entonces la semilla final del triunfo, del triunfo ecuatoriano en la gran competencia mundial de mercados. El triunfo del Ecuador ante el mundo entero.

  • Pregúntenle a un boxeador como se gana una pelea.
  • Pregúntenle a un jugador de tiro al blanco como se gana una competencia.
  • Pregúntenle a un jugador de tenis como se gana una rueda de tenis.
  • Pregúntenle a un corredor de autos como se gana un Gran Prix.
  • Pregúntenle a un buen estudiante como llegó a ser el abanderado.

Este documento no debe ser subestimado por ningún ecuatoriano. Las recomendaciones propuestas, si bien son muy conocidas por todos, nadie las ha puesto en práctica, nadie las ha impulsado, nadie las ha implementado. Busquen todos como implementar este plan y verán pronto los resultados. Ellos florecerán en poco tiempo. La semilla aquí expuesta germinará y dará buenos resultados. Esta es la diferencia entre el Ecuador de antes y el nuevo Ecuador. Llámese a mi país, … “El Nuevo Ecuador”.

Así como un buen cuadro no se pinta con un solo pincel, tampoco está en una sola propuesta tecnológica la solución de toda la problemática nacional. Este Plan por sí solo abre las puertas a nuevos horizontes económicos, pero necesita ir a la par con un plan nacional de cultura orientado a la afirmación de valores éticos y morales dirigido a todos los estratos sociales del país (véase “El Trabajo en Equipo” adjunto.).

Nuestro país esta infectado por el peor de todos los virus, el más destructivo para cualquier nación. Se llama: “el virus de la corrupción” y éste es la consecuencia final de varias enfermedades hereditarias entre las que puedo anotar: la mentira, la deshonestidad, la indisciplina, la impuntualidad, la falta de limpieza, la falta de creatividad, la desnutrición, la falta de valores éticos y morales, la herencia monopolista, la infamia política, y la razón de la fuerza sobre la fuerza de la razón.

No se puede tener un país saludable en donde hay tantas enfermedades mortales. La abolición de la “corrupción administrativa” implica el exterminio definitivo de todas las otras enfermedades hereditarias ya enunciadas. Para eliminar la corrupción hay que eliminar todos los focos de infección, y para ello, se requiere de una población agresiva, instigadora, denunciante, altamente ética, moral, e inteligente.

El Plan Nacional del Éxito

  1. Mejorar el sistema nacional de telecomunicaciones. Es mandatorio que se implemente en Ecuador la tarifa universal básica de consumo “ilimitado” del servicio telefónico. Igual que sucede en muchísimas naciones en el mundo entero (especialmente los EE.UU. en donde sus ciudadanos si disponen del poder económico para darse los lujos a los que son obligados los ecuatorianos, y sin embargo, respetan al máximo su poder de comunicación). En una economía precaria como la que vivimos en Ecuador, el único “antídoto” para sacar al país adelante, es que las comunicaciones, sean cuales fueran estas, sean accesibles a todos los sectores marginados de la patria. Ninguna persona en la república del Ecuador, sea cual fuere su nivel económico o intelectual pagará más de $8 USD mensuales como tarifa fija máxima por su consumo telefónico. El derecho de uso del teléfono para todo ciudadano de la patria es definitivamente “ilimitado”. En Quito existen aproximadamente 350,000 abonados, a $8 cada uno, se recupera $2’800,000 dólares mensuales más otros $2’800,000 en servicios asociados, son mas de $5’600.000 dólares mensuales, son más de $67 millones de dólares anuales recuperados para la administración y mejora de esta empresa telefónica. Dineros, más que suficientes para esta gestión. En la actualidad, lo que sucede es una de las mas grandes y brutales explotaciones económicas del mundo, dirigida al ciudadano ecuatoriano. Con una tarifa promedio de $70 mensuales, los 350,000 abonados pagan una suma de $24’500,000 mensuales, $294 millones de dólares anuales. Esto es sólo en la ciudad de Quito. ¿A dónde va todo este dinero? ¿Se han preguntado esto? Los resultados a nivel nacional son aún más catastróficos, dañinos e increíbles.
  2. Mejorar al máximo la accesibilidad a red del Internet. No es posible hablar de competencia en los mercados internacionales cuando Ecuador es el único país en América Latina en donde el comercio electrónico esta prohibido y en donde una conexión de 1.0 megabits por segundo al Internet, que en los EEUU cuesta apenas $39, aquí en Ecuador cuesta $40,000 (cuarenta mil dólares) USD. Basta al monopolismo represivo, este es el fin del retroceso. Ecuador debe invertir apenas $40 millones de dólares y poner su propio satélite de comunicaciones en el espacio. Esto pondrá al Ecuador y a todos sus ciudadanos en una verdadera situación de competitividad, no solo en las comunicaciones a nivel mundial, sino también en la libre competencia de mercados, y proveerá la accesibilidad requerida al Internet para considerar finalmente a este país como un país competitivo.

    Al poner nuestro propio satélite de comunicaciones en el espacio, se proveerá a todo ciudadano ecuatoriano no solo con tarifas increíblemente bajas para las largas distancias, sino que, cualquier persona sería realmente competitiva con sus propios productos y servicios en los mercados internacionales.

    Hasta ahora, las empresas privadas nacionales y extranjeras, dedicadas a las comunicaciones, sean éstas cuales fueran, en su afán de succionar al máximo la economía ecuatoriana, han demostrado que no les importa en lo absoluto mantener al país en el caos y en la pobreza.

  3. Mejorar al máximo la comunicación celular. Mientras en la ciudad de Miami una persona paga apenas $39 mensuales por el uso “ilimitado” del teléfono celular, aquí en Ecuador solo se adquiere, menos de 60 minutos, por el mismo precio.

    Ciudad/País Minutos Costo mensual
    Quito/Ecuador 43200 minutos $28800
    Miami/Florida/USA 43200 minutos $39

    ¿Es que acaso los ecuatorianos somos ciegos, tontos, y mudos? La tecnología celular es exactamente la misma no importa el país en donde se implemente. Lo que hace el costo diferente no es exactamente un problema de oferta y demanda, aquí en Ecuador es mas bien el espíritu monopolista de quienes intervienen en este gran banquete.

Ventajas de la comunicación efectiva

Llámese “comunicación efectiva” a todos los medios de comunicación accesible que son de bajo costo y de alta calidad y rendimiento, ejemplo: telefonía e Internet, vialidad y transporte, servicios de correo y paquetería, radio, prensa, televisión, telefonía celular, telefonía privada, comunicación satelital. Los resultados del uso de este tipo de medios son inmediatos. Una sociedad activa, menos oprimida, educada, inteligente. Un país más dinámico. Una nación definitivamente “competitiva”.

Las recompensas de una comunicación efectiva también radica en un mejor desempeño administrativo y gubernamental. Mayor colaboración e interacción entre pueblo y gobierno. Igual sucede entre empresa privada y cliente.

Eliminando las restricciones comunicativas vigentes, el país se acelera a la medida en que la familia y la sociedad cuente con medios de comunicación efectiva. Cuando no existen problemas de comunicación es cuando la sociedad entera mejora sus logros y alcanza sus metas. Se educa, y por ende, crece su poder cognitivo. Las personas pueden llamar de cualquier parte sin afectar el bolsillo de nadie. Pueden crear proyectos y trabajarlos a su propio tiempo. Pueden efectuar propuestas y participar activamente en la política, el trabajo en equipo, en participar en el mejoramiento gubernamental, en educarse, en ayudar y apoyar a organismos de defensa de los más necesitados. Se puede en verdad emprender en una nueva era, la era del progreso sin restricciones.

Enfoquen sus esfuerzos en mejorar las comunicaciones, y veremos los resultados del trabajo en equipo.

Tropiezos apremiantes

Como todo proyecto útil, éste seguirá la senda de todos los demás. Primero se pensará en eliminarlo por completo. Después tendrá que ser modificado, cambiado, renombrado, apadrinado, y por último terminará en las manos de otro país mas inteligente, o lo penoso, quizá en el basurero de algún empleado en algún ministerio público.

El objetivo requerido por este plan es muy simple. Cumplir lo poco que se expone en este mini-proyecto: sin modificación, ni demora. Hacerlo bien, y hacerlo pronto. En lugar de que usted se constituya en un tropiezo de este proyecto. Impúlselo. Defiéndalo. Respételo. Ya verá que aún con todo el apoyo de todos los ecuatorianos, vencer al infeliz monopolista, es una tarea casi imposible.

Que sea esta pues, una lucha pacífica, inteligente, ordenada. Usando el mismo sistema por ellos creado, para finalmente cambiar el destino de nuestro suelo en beneficio de todos quienes lo integramos.

Usted está autorizado a reproducir este plan, compartirlo con sus amigos y familiares. Enviarlo a las autoridades o gobiernos que usted desee. Publicarlo. Reproducirlo electrónicamente. Compartirlo en el Internet, en su casa u oficina. Llevarlo a su lugar de trabajo y hacer conocer a sus compañeros. Difundir la noticia. Todos estamos en pié. Todos estamos en la lucha. Este Plan necesita de todos nosotros para que sea una realidad.

Administrador

No olviden actualizar sus perfiles para que otros puedan saber un poco mas sobre ustedes.

You May Also Like

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas