Remedio natural para la hipertensión

Compre una berenjena mediana y pártala en rodaja gruesas; póngala a cocinar en 3 ½ vasos de agua. Cuando el agua tome color amarillo claro, retírela, cuélela y consérvela en la nevera. Tome un vaso en ayunas, otro antes del almuerzo y otro antes de la comida.

Esta dosis es para los primeros días mientras la tensión comienza a bajar, luego debe rebajarla a dos y después a un vaso diario, según sea su caso. Mantenga esta dosis hasta que la tensión se le estabilice completamente.

Es importante que, mientras esté bajo este tratamiento controle su tensión, pues, si su organismo es muy sensible puede bajarla demasiado, debido a que esta bebida es diurética.

Administrador

No olviden actualizar sus perfiles para que otros puedan saber un poco mas sobre ustedes.

You May Also Like

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas