Principios de teología para ateos empedernidos

“El tema de Dios es el que mas atrae a todo el mundo. Aun los ateos que dicen negar la existencia de Dios llegan a dudar ellos mismos de su propia interpretación. En esa búsqueda de Dios, unos escogen un camino y otros otro, pero ¿es acaso Dios un ser que se esconde de nosotros y que tengamos que buscarlo?” – Peter Jaramillo

El conocimiento sobre Dios no es una cuestión de religión sino de relación

Dios nos dio el privilegio de usar la imaginación como queramos, de tal forma que cada uno de nosotros puede abusar de esa imaginación para imaginarnos a un Dios al modo e interpretación de cada uno, llegando incluso a “crear un Dios a nuestra propia imagen y semejanza“; mientras otros ya han determinado que “Dios no existe”. Así es como cada uno termina creando sus propios concepto sobre Dios.

Pero, Dios no es un Dios que se esconde de nosotros, ni es un ser misterioso ni secreto ni mezquino. El nos dio un manual muy extenso para conocerlo y entenderlo. Sabedor de que todo lo que aprendemos proviene de los sentidos que ya nos dotó, y conciente también de que algunos sufren de una carencia total de la “observación”, nos doto entonces de un manual de aprendizaje rápido sobre puntos claves en la comprensión de si mismo; incluso sabe que, usando otros sentidos que si bien la humanidad no los reconoce como sentidos en si mismo, como es el caso del “sentido común”, nosotros podríamos llegar a él por la simple observación y deducción.

Nuestra responsabilidad como seres humanos, no importa el origen o la raza, es: “NO crearnos cada uno un Dios mental“, conforme a nuestra propia imaginación; sino, “descubrir al Dios que ya existió antes que nosotros existamos“, a aquel que existirá aun después de nuestra muerte. Ese Dios no es un Dios de libre interpretación, sino un Dios real y vivo. En El no hay semi-verdades, no hay imaginaciones, y no hay segundas ni terceras interpretaciones sino solamente “el estudio“, y ese es “el camino concreto hacia el conocimiento de Dios“, el estudio.

Los que se quedan en la etapa del “romanticismo religioso e imaginativo”, (la fé basada en la ignorancia vs. la fé basada en el conocimiento), nunca llegaran a tener una relación personal con Dios sino solo en su propia imaginación y para auto consuelo. El verdadero conocimiento de Dios se basa en la verdadera búsqueda, en la investigación, en el estudio, y en la relación que mantiene cada uno para con Dios. De otra manera, nadie podría llegar a él por su propio criterio.

Para los que deseen estudiar un poco mas sobre la exitencia de Dios, les recomiendo leer:

 

Administrador

Administrador

No olviden actualizar sus perfiles para que otros puedan saber un poco mas sobre ustedes.

Podría gustarte además ...

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas