La Infamia Policíaca

La Infamia Policíaca de todos los días

El video adjunto se puede ver con Microsoft Windows Media Player

Las primeras palabras del instructor en el curso para aprender a manejar y obtener una licencia de conducir son: “Recuerde que el policía de tránsito es su amigo”, pero cada vez que uno de ellos se acerca, se me erizan los bellos y siento temor. Debe ser porque escucho casos como el siguiente:

A las 18:30 horas del día Viernes 20 de Febrero de 2004 un patrullero circulando por la eco vía, a toda velocidad se cruza la luz roja, el patrullero se abre, pone recién las sirenas para evitar el impacto, 3 peatones que se encontraban a media calzada se salvan de ser atropellados, pero el impacto con un taxi es inevitable.

Las cámaras de ECUAVISA aparecen y empiezan a tomar sus respectivas notas a testigos y captan el video adjunto (es importante que lo descargue y lo observe) . 

Los policías, sintiéndose culpables, no dan declaraciones y piden al Sr. Humberto Zumba conductor del taxi, (quien siempre estuvo libre), que se haga un arreglo de mutuo acuerdo. Los perjudicados se sienten impotentes y creen en las palabras del “policía amigo” que les pide que con una grúa particular, porque las grúas de la policía estaban sin llantas, retiren el taxi a una mecánica para analizar los daños y costos, porque ellos quería ayudar con parte del pago.

Pero a las 20:00 horas cuando se esperaba la grúa y en momentos en que ya no habían cámaras ni testigos y solo el dolor del dueño del taxi, su esposa y su hija, aparecen una “manada” de policías con una grúa de la policía, someten al chofer del taxi a una camioneta y “luchan” contra las esposa mientras su hija únicamente llora a un costado de la escena.

Luego del forcejeo atan el taxi a la grúa y se lo llevan ante las súplicas de la esposa que decía “no se lleven el taxi a los patios de la policía donde puede ser desvalijado”. 

El conductor del taxi es llevado por el Subteniente Santiago Tamayo a realizar un examen de alcohol con resultados negativos. Entonces se le pide al Subteniente que realice el parte policial como vemos que se los hace a otros involucrados en accidentes, pero se niega, aduciendo que espera la presencia de su Capitán.

Una vez conociendo el lugar donde es dejado el taxi, aparecen la esposa del conductor del Taxi y el Capitán con la propuesta “que más es un soborno” de que cada uno se ocupe del arreglo de sus respectivos autos y aquí no ha pasado nada, ya que no se puede confiar en nuestras leyes y no hay justicia (Noticia). Porque de lo contrario, empiezan a tramar que el taxista es el culpable ya que ellos iban en “emergencia” con “sirenas encendidas”. 

Como esto no era verdad y sintiéndonos perjudicados, pedimos que se elabore el parte policial en nuestra presencia y de testigos del accidente que manifestaban que el patrullero “no tenía encendidas las sirenas”. El Subteniente Tamayo se niega a realizar el parte policial y un abogado sin nombre y un Capitán sin nombre sostienen que no quieren ocultar nada aunque siempre ocultaron su identidad, era mejor aceptar su “soborno”.

Muy enojados manifestaron que el Parte Policial podían pasar a las 24 horas después del accidente, (seguramente cuando ya todo este arreglado). Así que se inventaron un parte Policial con testigos falsos que manifiestan:

Testigo 1: El taxi chocó al patrullero
Testigo 2: Yo escuché la sirena a 300 metros (Tuvo tiempo hasta para medir la distancia)

Y la versión del conductor del Taxi es inaudita, cuando según el parte dice: “No escuche las sirenas del patrullero y lo choque sin alcanzar a frenar mi carro”. Además el Subteniente se queja de que hubo “resistencia” cuando la policía retiró el taxi. (Cuando a la esposa del conductor ya se le había dicho que puede llevarse el auto y era ella la única que luchaba para impedir que se le “lleven” su taxi “fuente de trabajo de su esposo”).

Ese es el parte que el falso y cobarde Subteniente Santiago Tamayo pasó el Sábado a la tarde, y le quisiera decir: ¿porque no tomo las declaraciones de los testigos presénciales? ¿o nos cree tontos para pensar que 3 peatones y un auto se cruzan la calzada cuando escuchan las sirenas de la policía a 300 metros? y que pasa con la señora “embarazada” Martha Pulloquitin, quien declara en el video, y quien se encontraba en ese instante a la mitad de la calzada y se salva de ser atropellada porque el patrullero se abre cuando ve el taxi, (observen su declaración en el video adjunto), mas no quiero pensar que le hubiera pasado si solo cruzaba ella.

La policía no nos protege. Tengan cuidado cuando “una banda de criminales pasan en sus hermosas motos policiales” (Piero) pasándose luces rojas, atropellando peatones, chocando todo tipo de vehículos a su paso. Siempre me pregunto: ¿a donde irán tan apurados? si cuando se los necesita siempre llegan tarde.

Por favor pasen este mensaje para que todos podamos estar precavidos de las manipulaciones e infamias policíacas y la próxima vez que crucemos un semáforo en verde, miren primero a todos lados, no estamos seguros.

Ahora vean ese video por favor.

 


Julio 5, 2004.- Señor Jaramillo, Mi nombre es Alicia Guerrero, hace cuatro meses mi esposo tuvo un accidente de transito con un policía, usted tuvo la gentileza de pasar por Internet mi caso en una pagina web, hasta hoy mi famoso abogado no hace nada, lo único que me pide es dinero y dinero, como no le doy, mi caso esta parado, el policía feliz de la vida, y yo pagué todos los daños que le ocurrió al taxi de mi esposo y un mes sin trabajar, que le parece, no hay justicia en este país. Gracias por lo que usted hizo en esos momento por mi.

Saludos, 

Alicia Guerrero

Administrador

Administrador

No olviden actualizar sus perfiles para que otros puedan saber un poco mas sobre ustedes.

Podría gustarte además ...

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas